El muerto, el ilusionista y el Viviente. Mensaje de Pascua

flor_violetaEl muerto, el ilusionista y el Viviente

Mensaje de Pascua

Con motivo de las fiestas de la Pascua, la Resurrección de Cristo, me encuentro que todo funciona a un ritmo distinto, incluso veo las caras más alegres, risueñas. Y recorriendo distintos caminos me encontré con el muerto, el ilusionista y el vivo.

Al muerto lo encontré recordando una experiencia en el Seminario, en mis años de adolescencia. Había vivido con tanto entusiasmo el jueves santo y, sobre todo, me había tomado tan en serio la oración ante el Monumento que, cuando llegó el Viernes y el Sábado, que no había Monumento, me pareció que no sabía qué hacer o a dónde ir a orar. Este es uno de los riesgos, quedarnos en el pasado, mirando la sepultura, paralizados en el ayer. Unas mujeres acudieron a la sepultura de Jesús para ungirlo y unos ángeles se les aparecieron y les dijeron: ¿por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? Cuando vivimos recordando, pensando en el pasado, en lo que hemos vivido en épocas anteriores nos pasa como a estas mujeres perdemos el contacto con lo real. Algunos se dicen cristianos pero no lo son, porque creen en los muertos. Volver la mirada atrás es casarse con un muerto. El pasado no existe. Ya está enterrado. Si uno se casa con un cadáver y duerme con con él ¿qué le pasa? Estamos hablando del muerto.

El otro extremo es vivir en la ilusión del futuro. Cuando Cristo, después de aparecerse a los discípulos, se fue de este mundo terrenal (en la teología católica eso se llama la Ascensión de Jesús en cuerpo y alma al cielo), muchos de sus seguidores empezaron a soñar con la nueva venida de Jesús en el futuro. Así surgieron grupos, que todavía tienen alguna vigencia, como los milenaristas. Viven pensando en cuándo va a regresar el Maestro para poner orden y establecer el verdadero Reinado de Cristo. Creen que lo mejor está por venir y viven preparándose para ello. Les pasa como aquellos apóstoles que miraban al cielo viendo cómo Jesús se elevaba y entonces se les aparecieron unos ángeles que les dijeron: Qué hacen ahí pasmados mirando al cielo el mismo que ven subir volverá. Y así viven en la ilusión de un futuro pero se olvidan del hoy, del presente. Navegan en el mundo de lo irreal. Estamos hablando del ilusionista.

En el camino del medio está el que vive el hoy. Conoce su pasado, lo ha masticado, lo ha digerido, le da gracias a Dios por todo lo vivido. Es experiencia que le ayuda a analizar el presente y elegir sabiamente. Vive de acuerdo aquella máxima sabia, a cada día le basta su afán. Proyecta el futuro pero viviendo el presente. Duerme en paz porque ni el pasado ni el futuro le privan del sueño, y así resucita alegre y optimista cada mañana en el presente de cada día. Estamos hablando del resucitado, del que vive, el Viviente.

Mira en tu interior quizás reconozcas en ti el muerto, el ilusionista y el Viviente.

Gumersindo Meiriño

Escúchalo en audio haciendo clik en la flecha:

http://www.ivoox.com/muerto-ilusionista-vive_md_1906517_1.mp3″

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Anuncios