Testimonio sobre la Medalla de San Benito

San Benito

San Benito

Un testimonio sobre la Medalla de San Benito

Les transcribo el mail que nos enviaron a la página web. Un ejemplo vale más que mil palabras.

Este es el testimonio llegado desde México DF:

Hola yo como todos no creía en nada de esto, es más, se me hacía tonto creer en Dios y cositas como medallas y todo eso.

Me pasó, que, en mi arrogancia, un día después de ir a un partido de futbol con unos amigos, terminamos un poco tarde. Yo antes de esto me había encontrado la medallita de san Benito y la verdad la recogí para hacerle una broma a mis sobrinos para engañarlos que era dinero.

Después del partido me iba a mi casa, pero en la colonia que vivo aquí, en el df, es muy peligrosa. Pasó que a tres cuadras de mi casa me detuvieron dos tipos me sacaron navajas. Uno me la puso en la espalda y el otro en el cuello. Uno me dijo gritando que le sacara el pinche dinero si no iba valer madres (expresión típica mexicana para decir que te van a matar). Yo asustado saqué de mi bolsa mi cartera, pero la medalla de san Benito como que se atoró en la cartera y se cayó al suelo. Cuando la vieron, vi que la cara de uno de ellos se puso pálida, dio un paso para atrás y me vio las manos y le dijo exactamente estas palabras al otro… “¡no manches este wey está sangrando de las manos míralo!; el otro me miró y le dijo: ¡vámonos mejor wey!, y se fueron. Yo me vi las manos rápido pero no tenía nada en absoluto.

Recogí la medalla y me puse a llorar se lo juro. En mi mente dije, Dios perdóname por todo, recogí la medallita le di un beso y me la llevé.

Ahora no salgo sin ella.

Ese día no traía dinero y esos tipos del coraje me hubieran apuñalado.

En serio si se encuentran la medalla es por algo, no la tiren, al contrario tráiganla con ustedes de veras es milagrosa.

Querido amigo, la vida es un misterio. Un misterio maravilloso.

Gracias por compartir con nosotros esta fuerte experiencia.

Que San Benito con sus ángeles siga siendo Luz y Protección para las personas de buena voluntad que peregrinan por el planeta tierra.

Gumersindo Meiriño Fernández

Puedes ver más información de San Benito haciendo clik aquí

Anuncios

La paz y el silencio de Montecassino, Italia

gumer.meirino.montecassinoDel silencio y Montecassino

Cuando llegamos  a Cassino, el tiempo se calmó, el reloj empezó a avanzar más lentamente. Antes de llegar a esta localidad, camino del sur de Italia, en las calles de Roma nos habíamos tropezado, cara a cara con miles de personas de múltiples países, luego saludamos a otro  número incontable en la estación de trenes y bus, llamada Termini.

En Cassino todo es más tranquilo. Lo primero que vi fue una fuente vetusta adorna por lindos líquenes verdes que la envolvían haciéndola mágica,  de cuento. Un poco antes, en una pequeña capilla, la imagen del Padre Pío observa y bendice a todos los que llegan en el tren. Muy amablemente el empleado nos facilita los horarios y el lugar en que pasan los autobuses que  suben a Montecassino. Toca esperar, por lo que nos sentamos, pacientes, al lado de una familia alemana, mientras los niños intentaban encestar en el cubo de basura distintos objetos.

A la hora prevista, ni un minuto arriba ni un minuto abajo, apareció un autobús azul. Poco a poco subimos los ocho kilómetros que nos separan hasta la cumbre del monte, sorteando curvas y contracurvas. Cada pendiente nos ofrecía un espectáculo lleno de paisajes y de árboles. Al ritmo de las múltiples vueltas llegamos a la cima, donde nos esperaba la imagen de San Benito.

Aquí fundó el santo varón su primera abadía, aquí está la cuna de gran parte de los monasterios cristianos, aquí enseñó y practicó por primera vez, la famosa regla de San Benito. Aquí el tan conocido “ora et labora” se puso en práctica de forma concreta y precisa bajo la mirada de Benito.

Montecassino es un remanso de paz. A pesar de que los visitantes son decenas, se siente el aire del espíritu. Me siento en un banco en el rincón de uno de los patios, cercano al templo. Escucho las dulces melodías del gregoriano adornadas por el piar de algunos pájaros. Sueño y veo a San Benito, dulce, cercano, cariñoso rodeado de un grupo de hombres. Cantan en una pequeña cueva, luego leen la Biblia, escuchan las enseñanzas de Benito, más tarde salen a trabajar a la huerta, comen los frutos de su trabajo. Cantan, se mueven en silencio, en paz, con armonía. El viento ronca fuerte cuando me tocan en el hombro y descubro al monje Carlomagno, que me comenta: — Mi dialecto es el español. De niño, además del idioma oficial de Italia, en nuestra región se hablaba un dialecto que era el castellano, mi segunda lengua”. Hablo largo y tendido con el Hermano Carlomagno, un monje agradable sencillo, franco, sin vueltas.

De regreso a Roma me vuelvo a encontrar con poco espacio para el cielo, muchas personas corriendo, apresuradas. Roma es hermosa, pero ya empiezo a echar de menos el canto de los pájaros, el “ora et labora”  del gran San Benito, la paz y el silencio de  Montecassino

Montecassino, abadía de San Benito, Octubre 2013

Gumersindo Meiriño Fernández

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Oración de liberación por intercesión de San Benito

san.benito.gumer.meirinoOración de liberación por intercesión de San Benito

(Tanto si usas la Medalla de San Benito como sino la usas, puedes elevar el corazón a Dios con esta oración de liberación)

A través del uso de la medalla de San Benito y del signo de la cruz, millones de personas han hallado la paz.

Oremos

Oh Dios, haz que aprendiendo del mensaje de San Benito, por su intercesión y por el signo de la cruz, me libere de todo mal, de toda perturbación; que nada ni nadie me aleje de tu Amor.

Que el espíritu del egoísmo y de soberbia jamás aniden en mi alma. Retira de mí aquello que me perturbe, me robe la armonía, el equilibrio. No dejes que en mi corazón haya jamás sentimientos de violencia, ira, avaricia, codicia, envidia…, ningún tipo de maldad ni odio a nada ni a nadie. Sigue leyendo →

Para escuchar el audio haz clik aquí:

http://www.ivoox.com/poder-medalla-san-benito_md_1558484_1.mp3″

AUDIO  ORACIÓN  DE  LIBERACIÓN A  SAN  BENITO

En vídeo:

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Oración de San Benito, por el trabajo

san.benito.gumer.meirinoOración de San Benito, por el trabajo

Qué tal amigos. Hemos comentado brevemente la vida de san Benito y luego hemos hecho una referencia concisa a esa hermosa devoción de la medalla que lleva el nombre del mismo San Benito.

Vamos ahora a dirigirnos a Dios a través de este santo que fue maestro de oración.

Es recomendable siempre que quieras orar o meditar que busques el lugar adecuado, tranquilo, limpio, que invite a la relajación y la búsqueda de la trascendencia. Si estás cansado, entonces mejor toma en tu mano un rosario o si quieres con las manos vacías, camina y déjate llevar por el amor de Dios, hablando con él o contemplando su obra de arte plasmada en la naturaleza.

La oración tiene como fundamento el lema que tuvo san Benito, ora et labora. Reza y trabaja.

Benito que fuiste maestro de oración para millones de personas, haz que, siguiendo tu ejemplo, mis plegarias sean sinceras, auténticas y lleguen al cielo.

¡Oh Dios!, aparta de mis labios … Sigue leyendo →

***

También puede rezar esta oración viendo imágenes, este es el vídeo:

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

¿Quién es San Benito?

san.benito.gumer.meirinoSan  Benito

Muchas personas hablan y consultan sobre la figura de San Benito.

Dada la importancia que se le está dando y la relevancia que ha tenido a lo largo de la historia vamos detenernos un poco en esta figura fascinante.

San Benito vivió hace más de mil cuatrocientos en el siglo V y VI de nuestra era.

Nació y se crió en una ciudad llamada Nursia, ciudad italiana, de ahí que se le conozca como San Benito de Nursia.

Siendo joven se apartó del mundo … Sigue leyendo →