¡Año Nuevo, lo que tú decidas!


¡Año Nuevo, lo que tú decidas!

El año nuevo trae cosas nuevas. Dice la sabiduría popular, “Año nuevo, vida nueva”.  Y, al mismo tiempo lo de siempre, balance d, revisión de vida, el planteamiento de existencial, la misma pareja, el mismo jefe, la misma casa…

Cuando era adolescente me convocaron a un retiro espiritual para despedir el año. Rodeado de las vides marchitas que se esconden en el invierno con la esperanza de renacer en primavera y dar fruto en el otoño, Alejandro nos dirigió una meditación cuya idea central era cómo despedir el año como cristianos. Nos recordó aquello que le gustaba a Escrivá y que repetía constantemente en sus escritos y charlas: “Año Nuevo, lucha nueva”. Y es lo único que recuerdo porque además era la idea que cada año nos decían en el Seminario cuando se acercaba la mítica fecha del treinta y uno de diciembre y que me parece fantástica para recrear en la mente ahora que el primer decenio del nuevo milenio se ha ido.

“Año nuevo, lucha nueva”. En realidad, por mucho que los medios de comunicación social se empeñen, el día uno de enero será muy similar o igual al veinte de diciembre y al dieciocho de enero de dos mil once. “No hay nada nuevo bajo el sol”, dice el refrán popular. Al que le dolía la muela, le seguirá molestando, seguirá el mismo jefe, la misma cama, la misma familia, el mismo sol, la misma luna, el mismo vecino…., pocas cosas cambiarán, o quizás muchas, pero eso depende de ti.

Lo de afuera no cambiará en gran medida, pero lo que realmente importa, lo que llevas en tu corazón si puede ser transformado. ¡Sí puedes cambiar tu forma de vida! Puedes sonreír cada mañana a tu vecino y saludarlo, salir de tu casa con alegría y entusiasmo, trabajar con ilusión y optimismo. Regresar a tu hogar con una mirada de cariño, apagar la televisión y conversar con tus hijos, ayudarle a terminar las tareas de la escuela, salir de paseo con ellos, dialogar con tu pareja, llamar por teléfono a tus papás, a aquel amigo enfermo que hace tiempo que no ves, …

Hace unos años visité la casa de un enfermo de edad avanzada que vivía en la soledad. Estaba sucia, abandonada, las paredes descoloridas, el olor a humedad y cerrado era intenso. Más tarde la casa fue vendida. Los nuevos dueños me pidieron que la bendijera. Era la misma pero parecía otra, las paredes pintadas, cada cosa en su sitio, flores y plantas naturales, olor a perfume y a limpio, iluminada, acogedora.

Para este año nuevo NO esperes que te cambien de casa, de ciudad, de familia, de trabajo, de jefe, de profesor, de pareja… Durante este año NO te no te emborraches, NO te drogues, NO grites, NO odies, NO te vengues, NO sufras, NO busques milagros, NO tires el tiempo inútilmente, NO maldigas …

Este el Año que que tienes en tus manos, que está delante de ti,  haz propósito concreto de darle una nueva pintura, de airearlo, de llenarlo de ilusión, entusiasmo, alegría, honradez, bendícelo… Este año será lo que tú decidas. Feliz 2011.

Gumersindo Meiriño

Para escuchar el mensaje de Año Nuevo haga clik en este enlace:

http://www.ivoox.com/2011-lo-tu-decidas-audios-mp3_rf_473015_1.html

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Paciencia y alegría

Paciencia y alegría

La madre espera  la llegada de su hijo al mundo. Hace unos años mientras su pancita iba creciendo poco a poco la mamá cosía, tejía, la ropa del futuro bebé. El papá construía con sus manos la cuna en la que descansaría los primeros años de su estancia en este pequeño mundo. Actualmente, los dos juntos o cada uno por su lado, recorren , con enorme paciencia,  las decenas de locales de las grandes plataformas comerciales en busca de los mejores precios para comprarle ropita  al ser humano que se prepara para aterrizar en el planeta tierra.

Cuando nace, el bebé espera que su madre le acerque el pecho o el biberón. Cuando crece, piensa en su próxima etapa escolar. Luego observa  a los compañeros del curso superior y le gustaría tener más años para ser como ellos. En la pre adolescencia , las niñas esperan que les salga el pecho, los niños la barba, luego ambos, quieren que pase el tiempo pronto para poder sacar el carnet de conducir, ir a la universidad, encontrar su primer trabajo, encontrar el amor de su vida.

Luego esperan tener un trabajo estable, encontrar a la persona adecuada para formar una familia, tener hijos. Y vuelve la rueda del molino a empezar, esperan que nazca su hijo…, Cuando se hace mayor, espera tener una buena jubilación, salud, hasta que, los más ancianos, esperan a que les llegue el momento de tomar el camino de la eternidad.

Para todo ello es necesaria la paciencia. A lo largo de la vida la ejercitamos con mucha frecuencia. No nos queda  más remedio. El refrán popular dice: “El que espera desespera”. Tiene parte de razón porque la paciencia, la sola paciencia, si se ejercita sola es coja, renga y con un pie solo se camina mal y uno termina desesperado. Pero, ¿con quién podríamos acompañar la paciencia?

Las virtudes, como los apóstoles de Jesús, deben ir, al menos , de dos en dos.

Hablo con el padre Isorna, que tiene ochenta y nueve años, le pregunto cómo está. El me cuenta que está bien  para su edad pero que le duele mucho la espalda y que muchas veces apenas puede caminar “pero que no me quejo  porque ejercito la paciencia y  la alegría, comenta, porque las virtudes nunca va una sola si no que van acompañadas por otra. Paciencia y alegría”.

Pues bien, ya tenemos la compañera de la paciencia. Se trata de la alegría, Cuando uno espera  y lo hace con alegría convierte lo que podría ser algo pesado e ingrato en algo constructivo.

Cuando uno hace trámites burocráticos tiene que esperar en ocasiones horas a que te den un turno, a que te firmen un papel, es recomendable llevarse un buen libro debajo del brazo, o un papel y lápiz o el rosario en la mano diciendo algunas jaculatorias o mantras como dicen los orientales o como los varones griegos que para relajarse juegan con una especie de rosario en la mano por horas enteras.

La paciencia forma parte de nuestra vida. No la dejes sola, dale una buena compañera, la alegría. Paciencia y Alegría.

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Las religiones … en crisis

Las religiones … en crisis

Comentaba, el que escribe estas notas de Buenas Noticias, la importancia que tienen los valores espirituales sin los cuales el ser humano no encuentra el equilibrio necesario. En esto una persona muy mayor que pasaba por allí comentó:
“Sí, estoy de acuerdo”.

Y comenzó un relato que nadie le pidió pero que es muy ilustrativo.
“El otro día tuvimos una reunión de antiguos alumnos de la facultad de odontología. Eran las bodas de oro de nuestra salida de la Universidad, ¡cincuenta años de recibidos!.
En el grupo nos encontramos personas que hacía la misma cantidad de tiempo que no nos habíamos visto. Cuando usted nos hablaba de la importancia del espíritu me vino en seguida a la mente una de las asistentes. Cincuenta años atrás era una mujer linda, bella. Todos la admirábamos y hablábamos de ella por lo hermosa que era. Después de este tiempo la vi viejita y arruinadita. Gorda, triste, amargada. Con muy mala onda, siempre quejándose. Apenas se podía mover.
Y al mismo tiempo me vino a la memoria otra de las señoras del grupo. Cuando era jovencita no era muy linda. En realidad me costó recordarla casi la había perdido de mi registro mental. Cuando la ubiqué recordé que no era hermosa, más bien lo contrario, pero cincuenta años después estaba activa, ilusionada, con proyectos. Parecía una mujer viva e incluso, a pesar de la edad, su cuerpo se mantenía fresco y se movía de un lado al otro con agilidad.
Estoy de acuerdo con lo que dice el señor de que el espíritu es más importante que el cuerpo y que cuando somos jóvenes no lo tenemos en cuenta”.

mwathankfulheart

La periodista que estaba al lado me preguntó siguiendo la misma idea: “¿le parece que la religión está en crisis?”
Respondí que sí que la religión está en crisis. La institucional, la que se llenó de leyes, de ritos y ritualismos vacíos pero la espiritualidad, el misticismo no lo está, más bien lo contrario, crece cada día más porque el ser humano es espiritual y corporal, sobre todo, espiritual y eso “lo lleva en la sangre”, como se dice popularmente. De ahí que surjan movimientos espirituales continuamente. Nacen como respuesta al grito de tantas personas que buscan el sentido a su vida. Un sentido que no han podido darle las riquezas materiales, el placer, el poder, el tener…, ni tampoco las religiones llenas de leyes rancias.
La espiritualidad está de moda porque el ser humano la busca, pero “las religiones” … en crisis.

Gumersindo Meiriño

www.deorienteaoccidente.com

Fernando Lugo y Rick Warren. Religión y política

Fernando Lugo y Rick Warren.

Religión y política

Vaya ruido estruendoso circula en los medios de comunicación con la religión y los políticos. Y eso que están los Juegos Olímpicos en pleno apogeo.

Warren, pastor evangélico entrevistó a los dos candidatos a la presidencia del gobierno del país más poderoso del mundo. Lugo, obispo de la iglesia católica, asumió el poder como presidente del Paraguay.

Después de todo en la historia, religión y política han ido con frecuencia de la mano, cuando no una arriba de la otra, apareadas.

Esa misma historia nos dice que es difícil que se puedan separar porque proceden las dos, de un mismo destino: la ayuda a los demás, el espíritu de servicio, aunque en campos distintos.

Queda un estrecho recorrido: que tanto los políticos como las religiones encarnen ese espíritu de servicio en los personajes que representan políticos y religiosos.

Por lo menos para Lugo y Warren, religión y política son semejantes y la sopa con cuchara.

Gumersindo Meriño

www.deorienteaoccidente.com

Assisi. In two by two

Assisi. In two by two

Assisi is small, charming and quiet. The streets are narrow, tortuous for autos. Well organized, not many people. It walks well. Hare heat. It breathes air small city, harmonious. It’s easy to imagine a child running by those Francisco streets.
We entered the city took a turn and saw a church in the distance. We Assisi and momentarily took us across the car. The church is great. We entered. Within a tiny chapel. Rare very rare: absolute silence, no photos, no talks, no atmosphere of tourists in haste and desire to draw a picture anything that moves and whistles.
In the chapel we installed. We pray. He spends a lot of people. Some observed. We miss. Miran and remain silent. There is nothing to look at the chapel. It intuye who ask, what is this?. I am touched by thinking at that young man who was born more than eight hundred years. He heard a voice: “Repair my church.” And for more than three years that little chapel repaired.
It is ideal to pray. Silence, peace.
We warn that they will close. We are approaching the tomb of Francis. We pray before the remains of the prophet of peace. A few metres hear the chants of monks. Levanto sight. They sing. Some look upward toward the annoying poquitos visitors to the church.
It breathes peace, silence.
Back in Assisi, walk, walk. It’s noon. Fall. The sun squeezed. We crossed many brown habits. Two go running. Before the heat put the hoods of their habits Franciscans. We walked above, to find the chapel of Clare of Assisi. So says the Gospel: And “sent them two by two.” Here in Assisi breathes this atmosphere of “two by two”: Francis and Clare Francis and Clare.


In the church of Clara, more silence, more peace. It was nice to pray. Nor photos. More curious than in the church of San Francisco. We stand in front of Christ of San Damiano. This is the Christ who told Francis: “Reconstruct my church.” In front of Christ there is a wooden reclinatorio to pray. Tourists not resist much time in front of the Crucified. The curious look and continue their path. In reclinatorio is a prayer in different languages. The Saints know pray. This is the text of a prayer that Francis prayed. Single, deep, wonderful. From knees slowly gold with the words of Francis, before the same crucifix that he did. I do it in Italian because I think he would do in that language:

. O alto e glorioso Dio,

Ilumine la tenebre del cuore mio

Danmi una fede retta,

Speranza certa,

Caritá perfetta

E umiltá profunda

Danmi Signore, senno e discernimento

Per compiere a tua volontá. Amén.

Mary is kneeling beside me, collection, praying…., Excited. It’s in your sauce, among mystics. Between two: Francis and Clare. Because things are the way they are and according to the Gospel, is sending “two by two.” And although I do not know if it is written in the Gospel…… soup. with spoon.

www.deorienteaoccidente.com