Agua dulce, agua “salá”

Agua dulce, agua “salá”

Suena de fondo la melodiosa voz de un famoso cantante que dice: “Agua dulce, agua “salá” bendita la vida, te quita y te da”.

Me viene a la memoria lo incongruentes que somos, en ciertas ocasiones, los seres humanos cuando pretendemos sacar ventaja de todo y de todos. El agua de la vida se convierte en “salá”. Pero al mismo tiempo tenemos sed. Y resulta que el agua “salá” no sacia ni apaga la sed. Entonces aspiramos a beber agua dulce, sin cerrar la canilla de la “salá”. Como que intentamos que la fuente que brota de nuestro corazón dé al mismo tiempo agua dulce y agua “salá” y esto es imposible. La fuente o da un tipo de agua u otro pero no los dos al mismo tiempo.agua.dulce.agua.salada

El ser humano es un ser vigilante, un navegante en mar adentro que necesita estar atento, cuidando siempre la fuente de la que brota el agua, el espíritu. Cuando descuida la fuente que mana agua dulce se transforma, al pasarla por el filtro de nuestra mente, en salada. Purificar, limpiar la mente, el pensamiento, para que de la fuente mane agua regeneradora de vida es imprescindible para la existencia plena y feliz del ser humano. Ella alimenta, refresca, hidrata, renueva la vida, produce frutos dulces y sabrosos. La “salá” provoca ansiedad, estrés, nervios…,provoca más sed.

El agua que mana del corazón, filtrada por la mente, sale a borbotones de forma especial por la boca, a través de la lengua. Ya lo dice el refrán popular, “de la abundancia del corazón habla la boca”. Y también Santiago, el apóstol: “la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego (….) Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce” (Santiago 3, 7-9).

Sigo escuchando de fondo la música y la letra de la canción: Agua dulce, agua “salá”, bendita la vida, te quita y te da. Agua que caes del cielo sobre las olas del mar yo te quiero beber dulce y tú te pones “salá”.

─ ¿Cómo sé que estoy produciendo y tomando agua dulce o salada?─ me pregunta Amparo, una joven profesional.

─Amparo te propongo dos criterios para descubrirlo. El primero, analiza las palabras que salen de tu boca: amables, positivas, respetuosas…., por otra examina si son groseras, sucias, envidiosas, irónicas, “sobradoras”… El segundo criterio: ¿qué frutos cosechas?: alegría, paz, armonía, equilibrio, sentido positivo …. Y por otra parte investiga si son frutos amargos, negativos, podridos, resecos, …..

Elige: “agua dulce, agua “salá”

Gumersindo Meiriño Fernández

Escucha el programa semanal De Oriente a Occidente, en Radio Cataratas haciendo clik aquí

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Anuncios

Hablan de la risoterapia como método de sanación

Hablan  de  la  risoterapia  como  método  de  sanación

Recuerdan los inicios con el médico Pacht Adams y señalan que en la actualidad ese método de sanación está integrado en la “sanación cuántica”. Dan cuenta de sus experiencias Gumersindo Meiriño, señalando que se ha extendido en todo el mundo, y el doctor Roland Schutbach, así como Cristina Fleur de Lys.
***
siga leyendo haciendo clik en este enlace:
***
O mira el vídeo:
***

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

¿Cómo es la Alegría de Pascua? Saludo de Pascua 2013

pascua.2013.gumer.meirino¿Cómo es la Alegría de Pascua?

Saludo de Pascua 2013

A los seres humanos nos gusta marcar los días importantes señalándolos con un color distinto, los subrayamos en el calendario o los rodeamos con un círculo.

Son los días en que nos confirma en  la alegría, el entusiasmo, la esperanza.

El día de la Pascua es uno de estos días

Querido amigo, a, ¡Feliz Pascua de Resurrección!

La Pascua es uno de ellos porque renovamos la Alegría.

¿Cómo es la Alegría de la Pascua?

La Alegría de la Pascua es una Alegría sin límites, no tiene fin, va más allá de la muerte.

La Alegría de la Pascua es una alegría sin cadenas, libre no se la puede encerrar, es difusiva, contagiosa, libre.

La Alegría de la Pascua es una Alegría inagotable, como el agua del manantial, por mucho que beban y bebas no seca, no se agota.

Nada ni nadie la puede eliminar, nada ni nadie la puede coartar, nada ni nadie la puede consumir del todo.

Alegría Ilimitada, Libre, Inagotable,

La Alegría de Pascua es así.

Recíbela, amigo,a, es para ti.

En nombre de todos los que hacemos y participamos en el Grupo De Oriente a Occidente.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Gumersindo Meiriño

Para escuchar la felicitación en audio haz clik aquí o en la flecha:

http://www.ivoox.com/alegria-pascua-como-es-feliz-pascua_md_1905813_1.mp3″

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

El lugar donde vive Dios

El lugar donde vive Dios

Cuando recorría por primera vez los distintos lugares de la diócesis de Ourense y de otros cercanas, quedé perplejo con los pequeños pueblitos gallegos con apenas dos decenas de personas que se habían criado alrededor de una iglesia enorme y bellísima.

Algunas de ellas se están convirtiendo en ruinas históricas. Mis amigos sacerdotes  se siguen preguntando con frecuencia, “¿qué va a pasar con los centenares de templos e iglesias de estos pueblos? Algunos de estos edificios majestuosos se han convertido en museos, bastantes en hoteles …., pero y ¿los otros?”

Predicaba en una parroquia que me habían asignado y les decía que si pusiesen una bomba en la iglesia y quedase hecha cenizas no sería nada grave porque la creencia no dependía de un templo si no de la fe de las personas.  Al terminar varias mujeres me esperaron para increparme y corregirme. Sigo pensando lo mismo. ¿Qué pasaría si se destruyese la Meca, la  Mezquita de la Roca, la basílica de San Pedro, …? Pues a nivel de creencias… poca cosa. ¿No fue lo que pasó al Templo de Jerusalén al que ahora llaman el Muro de las Lamentaciones? ¿Qué sucedió con los templos donde estuvo Jesús del que se conservan cuatro piedras? ¿Qué pasó con los grandes templos de religiones primitivas?

Soy partidario de que se conserve el patrimonio artístico, pero también que se reconozca su verdadero valor. Los templos son obras humanas como tales reflejan actos y  valores de los hombres que, como tales, tienen los días contados, son finitos. Que se pregunte el cristiano, ¿dónde se reunía Cristo con sus discípulos y apóstoles? En la montaña, al lado del lago de Galilea, en terrenos solitarios …

El verdadero lugar de encuentro con Dios es la naturaleza, los sitios más sagrados son los que el mismo creador ha dejado en nuestras manos. Vivir inmerso en medio de la naturaleza, rodeado de vida y de la belleza de lo creado, hace que el corazón humano estalle de alegría y de felicidad. Ese estallido es una verdadera experiencia mística. De ahí que la naturaleza sea el auténtico sagrario donde Dios vive y se manifiesta. Y cada ser humano, cada persona, obra cumbre de la creación, es un Sagrario especial de encuentro con Dios.

Las religiones se pelean por conservar “piedra sobre piedra”. Pero la piedra angular sobre la que se construye la relación con Dios no es un edificio. A Dios no se le puede encerrar entre cuatro paredes, llenas de pinturas y esculturas … El ser humano o se encuentra con Dios en su corazón y en las obras de la creación o no lo encuentra. Conservemos los muros de piedras, estatuas de maderas, pinturas al óleo…, total para hacerlo solo se necesita “plata”, pero no olvidemos que los sagrarios donde Dios vive y se manifiesta de forma universal es su Creación y de forma maravillosa y bella en el corazón del ser humano, obra maestra del Amor, el verdadero templo,  el lugar donde vive Dios.

Si quiere escuchar en audio haga clik en la siguiente flecha:

http://www.ivoox.com/lugar-donde-vive-dios_md_549081_1.mp3″

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

¡Ay!, ¡Jerusalén, Jerusalén!

¡Ay! ¡Jerusalén, Jerusalén!

Jerusalén, la ciudad santa. Te visito acompañado de mi esposa, de Javier y Encarna. Conversamos del aprovechamiento turístico de la ciudad, de los grupos organizados que encontramos de nacionalidades dispares. Hoy eres totalmente nueva y distinta a la de hace ocho mil o la que recibió a Jesús hace dos mil años. Pero más allá de lo que ven mis ojos, oyen mis oídos, de lo que respiro, huelo o siento, soy consciente de que piso la misma tierra que Abraham, Isaac, Josué, José, que el rey David, Saúl, Salomón, Cristo, Mahoma, Pedro, Pablo.

Jerusalén recorremos tus calles como flotando en el aire, más allá de todo lo aparente. Para que no lo olvide la historia conservas los restos del Templo de Jerusalén el más sagrado lugar judío, a escasos metros de la roca donde Abraham quiso ofrecer en sacrificio a su hijo Isaac. Y muy cerca, el templo que se construyó sobre el calvario y la tumba de la que resucitó Jesús. Lugares sagrados y santos rodeados de policías, de armas, de vigilancia. Así somos los humanos empeñados en ocultar los grandes espacios sagrados que embellecieron la tierra con armas y guerras.

“¡Oh Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados. ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido!” Vienen a mi memoria estas duras palabras de Jesús pisando las frías y  no menos duras piedras de tus calles.

Jerusalén, ciudad a la que los judíos se encaminaban todos los años a celebrar la Pascua como agradecimiento por la liberación de la esclavitud de Egipto. A la que vuelven sus oraciones cientos de miles de musulmanes de todo el mundo porque desde aquí, el profeta Mahoma viajó al cielo llevado por el arcángel Gabriel. A la que los cristianos aman por aquí Cristo fue condenado injustamente ajusticiado y al tercer día resucitó.

Jerusalén, ciudad que anhelas la Paz, que la anuncias, la proclamas, la añoras, la destruyes, la restauras… Ciudad que te alegras cuando tienes el don anhelado, pero que luego dejas escapar y lloras desconsolada, la que saltas de alegría delante del arca de la alianza y construyes grandes templos y pocos años después los destruyes y haces añicos.

Jerusalén, en definitiva, no es más que tu corazón, la ciudad que vive en lo más íntimo de ti mismo. Ayer te he visto cantando, alegre, eufórico, con una copa de vino tocando tus labios. Hoy te miro desconsolado, con cara demacrada, con la cabeza entre las manos apenas puedes pronunciar palabra y dices con voz cansina y llorosa, “¿por qué me pasa esto a mí?”.

Jerusalén, el lugar más sagrado de tu conciencia donde lucha el bien y el mal, la paz y la guerra. Donde un oído atento escucha esos deseos irrenunciables de todo corazón humano: “Te deseo la Paz, que vivan seguros los que te aman, que haya paz y seguridad dentro de tus muros, de tus palacios, en realidad, paz y seguridad en los muros y palacios de tu corazón”.

¿Cuándo cumplirás tus anhelos? ¡Ay!, ¡Jerusalén, Jerusalén!

Para escuchar el audio haga clik en la flecha: http://www.ivoox.com/ay-jerualen-jerusalen_md_539420_1.mp3″

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

¡Cambia!

¡Cambia!

Cuando era un niño de ocho o nueve años, mi abuelita me pidió que le llevara un sándwich a un joven que estaba en el campo. Después de hacer el pedido me quedé conversando con él. Me contó que estaba muy mal que tenía dolores de cabeza muy fuertes y observé cómo se levantaba a vomitar y a tomar agua de una fuente cercana. Al regresar a casa le dije a la abuela que el chico estaba muy grave que habría que llamar al médico, y le expliqué todo lo que había observado. La abuela se rió y me dijo de forma concisa: “no te preocupes por él. Eso que tiene se llama “resaca”. Ayer se emborrachó y ahora paga las consecuencias, pero a la tarde ya va a estar mejor. Y mi mente de niño pensó, “si lo pasa tan mal y sufre tanto, ¿Por qué se emborrachó? ¿Y por qué hay personas borrachas? No entiendo cómo hay gente tan rara que quiera sufrir de esa forma.

Han pasado los años y cuantos más cumplo, más real se hace el argumento de aquel pequeño niño. ¿Por qué los seres humanos nos empeñamos en repetir una y otra vez actuaciones que nos hacen daño, que nos dejan mal, que nos hacen sufrir?

 

Un chico de unos veinte años se sienta cara a cara conmigo. Me cuenta su historia de forma abreviada.  Le escucho. Al terminar le pregunto, “¿estás bien así? ¿Eres feliz en la situación en la que vives?” “No, soy muy desgraciado”. El intercambio de palabras es vertiginoso, ninguno de los dos, piensa dos veces lo que dice. “Pues, cámbialo” “Sí, tiene razón pero, ¿hacia dónde? Hacia cualquier lado. Pero eso me puede llevar al precipicio. Y ahora, ¿dónde estás? Se ríe, “sí, en el precipicio”. ¿Por qué estás ahí? Pues no sé. Porque has repetido siempre lo mismo, ves que no da resultado y sigues repitiéndolo. Cambia tu vida, transfórmate, renueva el chip, piensa distinto, actúa distinto, el resultado será… distinto. Ahora bien, piensas desde hace años de la misma forma, actúas igual, los resultados han sido y serán siempre similares. Renuévate, transfórmate. Analiza los resultados, vuelve a sembrar de nuevo semillas distintas….

 

No lo he vuelto a ver porque no existe o, por el contrario, lo miro todos los días porque ese joven, somos todos. Al ser humano le cuesta aprender. El misterio de la vida se encauza en la medida que analizamos lo que hacemos reflexionamos y nos damos cuenta de lo que nos hace sufrir y lo que nos hace disfrutar de la vida. Parece tan sencillo y, sin embargo, muchos, a pesar de la resaca, siguen emborrachándose.

 

Pues bien, si estás mal, si sufres, haz algo nuevo, distinto, hoy, ahora. ¡Cambia!

Para escuchar el audio haz clik en la flecha: http://www.ivoox.com/cambia_md_518507_1.mp3″

 Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Feria Internacional del libro Buenos Aires Presentación de los libros Seguimos tus huellas Juan José Fernández sj

Feria Internacional del libro Buenos Aires 2009

Presentación de los libros

Seguimos tus huellas

Juan José Fernández sj

1. La editorial De Oriente a Occidente presentó en la Feria Internacional del libro Buenos Aires 2009 la saga de Seguimos tus huellas. La pareja que cambió la historia. El peregrino insatisfecho del autor Juan José Fernández, sacerdote jesuita.

2. Seguimos tus huellas son reflexiones sobre el cristianismo que el padre Juan José Fernández  preparó para la radio Vaticano, en la cual era director de lengua española . Estas reflexiones se retransmiten en el programa de radio De Oriente a Occidente, y en la columna de la página virtual www.deorienteaoccidente.com.  Debido a los pedidos de la audiencia, en especial de jóvenes estudiantes y personas con enfermedades graves, comenzaron a llegar  continuas consultas sobre la teología clara, simple, didáctica, de  un Dios cercano, que desarrollaba en Seguimos tus huellas.

María Benetti

María Benetti

3. Incluso recibimos pedidos de conferencias, los cuales el padre Juan José prometía para más adelante, esperanzado en el futuro más recuperado de su enfermedad y no descartaba la posibilidad de visitar América para encontrarse con los jóvenes que lo alentaban a refrescar sus años de académico.

4. Por toda esta acogida, decidió  publicar la saga de Seguimos tus huellas, y, junto con María Benetti, a pesar de su enfermedad, sin descanso comenzaron las correcciones y publicaciones. El padre no llegó a ver publicados, la totalidad de los libros de la saga. El último que fue editado “ El peregrino insatisfecho”, al que dio el visto bueno, desde el hospital enfermo.

4.  Cuando el P. Juan José Fernández, (más conocido por Taché) nos dejó el siete de febrero de este año no pensamos de forma negativa o pesimista. Nos dolía pero sabíamos que era lo mejor para él Desde entonces, si cabe, valoramos más la enorme riqueza que nos había donado a toda la humanidad.

Libros Seguimos tus huellas
Libros Seguimos tus huellas

5. Por último el P. Taché siempre aclaraba que muchas de las reflexiones de Seguimos tus huellas tenían como base las charlas y clases de Antonio Oliver. No, en vano, el dedicó muchas horas a estudiar y conservar el legado de este gran pensador y para ello trabajó en la Fundación A. Oliver

Para más información sobre la fundación A. Oliver:

http://www.faoliver.org/

Sobre la presentación de sus libros en la Feria del libro de Buenos Aires:

http://www.youtube.com/watch?v=lU3f3eqsonI

http://www.editorialdeorienteaoccidente.com/presentaciones/presentaciones.html