¿Es el Islam una religión peligrosa?

¿Es el Islam una religión peligrosa?

Esta es una de las grandes preguntas que se formulan muchas personas en la calle y que miran de reojo cuando ven que se les acerca una persona con turbante o con aspecto de árabe.

¿Es el Islam un peligro?

Pues no, no lo es. Lo que sí es peligroso es el uso que se hace del Islam por parte de algunos.

¿Qué quiere decir esto?

Cuando la religión se utiliza para conseguir poder, mantenerse en él, o seguir aumentándolo, cualquier religión es un peligro.

A lo largo de la historia todas las religiones cuando se han utilizado como instrumento de poder han resultado sumamente peligrosas pues ocasionaron guerras, injusticias, robos, asesinatos …

La religión es un instrumento poderosísimo y sumamente eficaz. Si se le utiliza de forma incorrecta puede provocar daños extraordinarios. Al mismo tiempo que, si se emplea de forma adecuada es un medio poderosísimo para la paz, el equilibrio y la concordia entre las personas y las naciones.

Por lo tanto, el Islam no es el peligro, la cuestión es el uso que le dan al Islam algunos de los hombres de esa religión, lo mismo que pasa en el cristianismo, en el hinduismo, en el judaísmo ….

Gumersindo Meiriño

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Las revoluciones sociales en el mundo árabe y las religiones

Las revoluciones sociales en el mundo árabe y las religiones

Los cambios en el mundo árabe a nivel político y social el cambio en el mundo árabe es impactante. Cabe preguntarse, ¿qué pasará en estos países donde el más del noventa por ciento son musulmanes?, ¿qué pasará con la religión?

Las religiones pelean por poder, ventajas sociales, por los derechos …

Los cristianos se sienten discriminados en estos países, los musulmanes les pasa algo similar, en los países europeos, aunque salvando ciertas diferencias referidas a la libertad religiosa y de culto.

Gadafi decía en Italia hace unos meses que el Islam debería ser la religión de toda Europa

¿Estos cambios sociales cómo influirán en la religión?

¿Cambiarán las religiones? ¿Dejarán de ser instrumentos de poder social?

En mi opinión si las políticas sociales y las libertades siguen aumentando, los que van a avanzar son los hombres de la espiritualidad y del amor. Las religiones seguirán teniendo muchos adeptos, sumisos, con ansias de sacar ventajas de todo tipo. Los que van a sumar y aumentar la habitabilidad de esta tierra son los hombres de Dios, alimentados de las distintas religiones, del Islam, del cristianismo, del judaísmo, del hinduismo,… que sacan agua de la misma fuente, es decir, de Dios-Amor, pero con distintos minerales y embases, es decir, con distintas religiones. Y la sopa con cuchara …

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

El “nuevo ateísmo”

El nuevo ateísmo

En el siglo XIX surgió con fuerza una reacción a todo lo religioso personalizada en los famosos filósofos de la muerte de Dios, de la que somos herederos todavía hoy.

Aquella corriente que parecía olvidada ha renacido en el siglo XXI con el nuevo ateísmo. El nuevo ateísmo se caracteriza por la negación de Dios a nivel práctico. No es tanto una negación teórica de Dios, de la idea o concepto de de Dios si no más bien de vivir “como si Dios no existiera”.

Esta es la gran encrucijada para el ser humano del siglo XXI el tener en cuenta a Dios de forma real en la vida cotidiana o de tenerlo tan lejano que, sin negarlo, no se le tiene en cuenta en nada de lo que la persona vive.

El que niega la existencia de Dios  y argumenta sobre ella, en realidad,  le tiene presente aunque solo sea para negarlo. Es como el que blasfema, en el fondo, insulta a Dios con la boca, le echa la culpa de lo que le pasa porque en el fondo lo tiene presente. Pero el “ateo del siglo XXI” dice afirmar la existencia de Dios y luego no lo tiene en cuenta.

Incluso hay “cristianos ateos”. Aquellos que se han bautizado, han hecho la primera comunión, la confirmación e incluso se han casado por la iglesia y quieren que se les sepulten cristianamente pero que luego dejan a Dios prisionero en esos cuatro o cinco acontecimientos y en todo lo demás es Alguien tan lejano que no importa.

El ateísmo es un fenómeno respetable y que plantea interrogantes fuertes a los que nos decimos creyentes. Y la sopa con cuchara…

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen: