Juntos la Divina Misericordia y Juan Pablo II, el uno de mayo

Juntos la Divina Misericordia y Juan Pablo II, el uno de mayo

No es casualidad que este domingo primero de mayo se celebren tres acontecimientos que van unidos y que van a marcar de alguna forma la identidad de la confesión católica de los tiempos venideros, porque se unen en el mismo día,  lo místico, lo religioso y lo esotérico.

En primer lugar celebramos el uno de mayo a nivel esotérico se tiene como fecha importante en el calendario. Y también para el mundo moderno que lo constituyó como el día del trabajo y del trabajador. En mi tierra, en Galicia, para expulsar a las Meigas se ponen flores de mimosas, en las entradas de las casas, en los autos etc.

A nivel místico coincide la fiesta de la Divina Misericordia, una devoción nacida, oh causalidad, en Polonia, que estaba empezando a difundirse cuando K Wojtila llegó a la Sede de Roma y que el mismo impulsó con fuerza hasta convertirla en parte de la liturgia oficial de la iglesia Católica. Así el segundo domingo de Pascua se le denomina el Día de la Misericordia.

A nivel religioso porque se beatifica al que fue el Papa de los medios de comunicación, el Papa de la fuerza y el optimismo, el Papa de la esperanza…, el mismo que entronizó de forma oficial la Divina Misericordia en la Iglesia católica.

No es casualidad si no causalidad la unión en este domingo uno de mayo, día del trabajador, día de la misericordia que sea beatificado el Papa más popular de la historia, Juan Pablo II.

Gumersindo Meiriño

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen: