Oración de San Benito, por el trabajo

san.benito.gumer.meirinoOración de San Benito, por el trabajo

Qué tal amigos. Hemos comentado brevemente la vida de san Benito y luego hemos hecho una referencia concisa a esa hermosa devoción de la medalla que lleva el nombre del mismo San Benito.

Vamos ahora a dirigirnos a Dios a través de este santo que fue maestro de oración.

Es recomendable siempre que quieras orar o meditar que busques el lugar adecuado, tranquilo, limpio, que invite a la relajación y la búsqueda de la trascendencia. Si estás cansado, entonces mejor toma en tu mano un rosario o si quieres con las manos vacías, camina y déjate llevar por el amor de Dios, hablando con él o contemplando su obra de arte plasmada en la naturaleza.

La oración tiene como fundamento el lema que tuvo san Benito, ora et labora. Reza y trabaja.

Benito que fuiste maestro de oración para millones de personas, haz que, siguiendo tu ejemplo, mis plegarias sean sinceras, auténticas y lleguen al cielo.

¡Oh Dios!, aparta de mis labios … Sigue leyendo →

***

También puede rezar esta oración viendo imágenes, este es el vídeo:

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Anuncios

El Espíritu Santo está de moda

El Espíritu Santo está de moda

El Espíritu Santo y la Nueva Era

Nos movemos en un mundo que corre a velocidades vertiginosas. Todavía recuerdo la llegada del primer teléfono móvil como la gran novedad, cuando ahora lo tiene hasta la persona más pobre. Todavía en mi retina salen de vez en cuando imágenes de personas de la India con dificultad para comer a diario pero, eso sí, con el teléfono móvil pegado a la oreja.

En alguna medida, lo mismo pasa en la Religión y la Espiritualidad. Ahora “lo que se lleva” son las espiritualidades orientales y la New Age, o Nueva Era.  Y las instituciones tradicionales tiran dardos contra estas nuevas espiritualidades de moda, como si fueran a robarles adeptos o clientes.

Se equivocan, estas instituciones, lanzando esos dardos envenenados, porque las nuevas espiritualidades son buenas y  muy buenas,  por dos motivos fundamentales. El primero porque nacen como respuesta a los interrogantes que se plantea la persona en la actualidad. Y en segundo lugar, porque sacuden la inercia y la pereza de las religiones anquilosadas en el pasado y en el adoctrinamiento de siglos sin renovación.

El Espíritu Santo es Paloma que vuela Libre. Las nuevas espiritualidades y la llamada Nueva Era, son vientos del Espíritu Santo que  hacen volar pesos viejos del pasado que  imposibilitan mirar la realidad actual. Porque ya saben, aunque algunos lo hayan olvidado, que el Espíritu Santo sopla, no donde le mandan, sino donde El quiere.

Gumersindo Meiriño

¿Cambiará en algo el Papa, después de Fátima?

Después de Fátima,

¿habrá soluciones?

o

¿Tendremos que esperar a otro?

Fátima y el trece de mayo aún tienen escondidos recónditos misterios para el ojo poco avezado e incluso algunos más profundos, para el más avispado de los humanos.

Fátima hace relación al comunismo, al intento de asesinato del Papa venido del Este, a la caída del muro de Berlín, al teólogo alemán encargado de analiza el famoso “tercer secreto de Fátima”.

Pues bien, los años van pasando el Papa polaco ya no está y su sucesor es aquel teólogo del Vaticano encargado del estudio teológico del tercer misterio. Y éste es el que se presenta ante la Señora de Fátima como dice el mismo dice, como peregrino con el corazón cargado de peso.

También es el año sacerdotal. El mismo año que salen a la luz cientos de denuncias contra curas y obispos pedófilos. Tiene razón el papa cuando dice que los enemigos de la iglesia están dentro que los ataques no vienen de afuera. Tiene razón el Papa al acudir a Fátima para pedir ayuda en estos momentos para la iglesia.

El muro de Berlín se cayó bajo la influencia de la Señora de Fátima. De nuestra estancia en Fátima con el Papa y mirando a los miles de convencidos que todavía le vitorean preguntamos:

¿Se caerán algunos muros dentro de la iglesia, por sorpresa, los próximos años? ¿Traerá de Fátima, el Papa alemán respuesta a estos nubarrones negros que impiden que el mensaje de Jesús salga límpido y transparente de la iglesia? O como mandó preguntar Juan Bautista en el Evangelio, “¿tendremos que esperar a otro?”

Gumersindo Meiriño

El Velo islámico o hiyad

¿A quién molesta el velo?

Ha vuelto a las primeras páginas de todos los medios de comunicación, una estudiante islámica y el velo. ¿Es lícito que las alumnas musulmanas lleven o no lleven el velo a las clases de los colegios?

En Occidente tan dados a la libertad y a la democracia en ocasiones parecen un tanto hipócritas. Por una parte hablan de libertad y respeto pero por otra nos encanta prohibir.

¿A quién molesta que lleven el velo?

En todo caso prohíban la entrada en los colegios a los niños y niñas que con ropa de Addidas, zapatillas de nike, o reebock (por cierto, ropas cosidas por niñas pobres, algunas de ellas con velo, a las que pagan sueldos paupérrimos)…., esas sí que discriminan a los pobres de los ricos, de los que viven para aparentar y dejan en ridículo a los niños cuyos padres o no tienen dinero o tienen sentido común y no se gastan los euros en marcas.

Pero las niñas que llevan el velo, ¿a quién molestan?

Gumersindo Meiriño

https://lasopaconcuchara.wordpress.com/

La reencarnación y los católicos. Lama y seminarista

Lama Jamphel en Darmasala India

El lama seminarista. El catolicismo y la reencarnación

Cuenta el diario español La Razón la historia del lama-seminarista.

«Sin ser budista, a los siete años, por las noches, ya meditaba y repetía oraciones budistas, sentado en posición del loto», explica Juan, un valenciano de 26 años que acaba de entrar en un seminario levantino.

«Cuando yo tenía 8 años, llegó a casa un lama tibetano. Dijo que yo podía ser la reencarnación de un lama, un maestro ermitaño tibetano del siglo IV llamado Tan-ñon-Gon-Chen-Tulku-Rimpoché. Mis padres, católicos no practicantes, sólo sabían del budismo que no era una religión oscura. Decidieron darme una formación paralela, discreta, sin publicitar mi caso», relata.

Por las mañanas Juan iba a un colegio salesiano. Por las tardes tenía dos tutores, lamas budistas de la tradición Nygma-Pa. «Me formaron para ser lama, es decir, maestro. Mucha meditación, enseñanzas budistas y también artes marciales. Estudié tai-chi, kung-fu y aikido con un sacerdote taoísta. De él aprendí el taoísmo como filosofía, pero no como religión, porque yo era budista», especifica Juan.

A  los 15 años le nombraron oficialmente lama. Al ser la reencarnación de un lama sanador, a menudo le llevaban a rezar por personas enfermas.

«Hace unos cinco años, un matrimonio hindú vino con su hija a Barcelona, donde yo vivía entonces. La niña tenía una dolencia que no sabían cómo combatir. Traían todo tipo de informes médicos, psiquiátricos, neurológicos… nada respondía a su caso, que tenía una causa espiritual.

Durante 13 horas la traté según el ritual budista sin conseguir nada. Entonces, la madre habló en español -lengua que no conocía- y dijo ?¡En el nombre de Jesús libera a mi hija!? Madre e hija cayeron inconscientes. Al despertar la niña estaba perfectamente, sanada, y la madre no recordaba haber dicho nada. Aquello me impactó».

Juan sólo conocía a Jesús de las clases de los salesianos, un sabio como otros; sus milagros eran sólo cuentos. «Salí a pasear, a reflexionar, con mi túnica azafrán. Un mendigo me llamó, me dio un libro y me dijo ?ábrelo?. Era la Biblia. Lo abrí al azar y me salió el texto del milagro que Jesús hizo en Gerasa. Entonces entendí que mi vida era seguir a Jesús». Sus maestros budistas le dejaron marchar hace cinco años. «Pensaban, y aún piensan que volveré al budismo», comenta Juan.

Unos capuchinos le enseñaron lo básico de la fe. «Me impactó el Dios Padre de Jesús, su amor. Y el testimonio de Jesús en la Pasión, su coraje, su entrega. Hay muchos maestros, pero sólo Jesús ha muerto por nosotros», señala con vehemencia.

Hizo ejercicios espirituales con los jesuitas y fue voluntario con los enfermos del Cottolengo de Barcelona.  «Después me hablaron de un seminario que parecía muy serio. Un médico amigo mío, diácono permanente, me preparó una cita con el obispo y así entré. ¿Mi vocación es diocesana o monástica? Aún no lo sé, pero en el silencio y el estudio del seminario pienso descubrirlo».

¿Tendrán el catolicismo que replantearse en serio la existencia de la posibilidad de ciertas reencarnaciones?

.

Gumersindo Meiriño

.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Santo Tomás Apóstol de la India a Argentina

Santo Tomás de la India a la Argentina

A escasos metros de nuestra vivienda de Argentina, en la cima del Cerro, en Santo Tomé habita desde hace unos años una gran escultura de Santo Tomás apóstol. En su imagen está plasmada la cara de sorpresa que le quedó al santo cuando se encontró con Jesús resucitado.

Cierta sorpresa nos causó la devoción que inspira este santo en la India, sobre todo en el Sur de este país. “Soy católico desde las primeras generaciones. Nuestra fe proviene de Santo Tomás apóstol”. Así nos explicaba en un pueblo cerca de Kanchipuram, la ciudad de los templos del Sur de la  India, Joseph Fernando.

En Chennai o Madras, de las dos formas se le dice a esta ciudad del Sur de la India, se encuentra la iglesia que tiene los restos del apóstol Santo Tomás. Y como en Santo Tomé de Argentina, también aquí a las afueras de la ciudad situado sobre un monte la figura de Santo Tomás apóstol, el lugar donde se dice que le martirizaron.

Llegamos a Madras a mediodía con bastante calor. En la entrada de la montaña nos encontramos con Rossmary, vestida con sari tradicional, solo habla tamil y con su hija Leoni, que hace de traductora.

Nos explican todos los detalles del monte. Rosmary se empeña en llevarnos a rezar en la pequeña iglesia que corona el monte, donde fue martirizado el santo. Dentro de la iglesia se conserva la cruz ensangrentada, según la tradición, de Santo Tomás. Al lado una imagen de la “Mary”, “is Mother”, como dicen, con tanto cariño en la India a María, la madre de Jesús. Rosmary le tiene mucha devoción y le explica a María, mi esposa, con gestos que las mujeres que tienen dificultades para tener hijos vienen a rezarle.

Me impresiona la fe y la forma de manifestarla de Rossmary. Con su sari elegante, despacio con profundo respeto y devoción saludó primero al Sagrario, pero luego una a una, las imágenes que había en la iglesia.  Cuando nos íbamos nos acompañaban varias monjas de una congregación india y algunas franciscanas, pidió permiso y fue a saludar la imagen gigante del apóstol que preside el comedor social, donde comían todavía algunas personas.

Mientras bajamos las escaleras, Rossmary nos invitó a quedarnos en su casa que está en un pueblo cercano, a tres horas en autobús. Recorriendo los kilómetros que nos separaban del hogar de este hogar de la India su casa, miro a Rossmary, a su hija Leoni, a mi esposa María y pienso qué lejos y qué cerca está Santo Tomé (Argentina) de la gran ciudad de Madras (India). En el corazón de las personas de ambos pueblos, se junta la fe de este apóstol. Santo Tomás de la India a la Argentina.

Gumersindo Meiriño

www.deorienteaoccidente.com

El Templo de los Bahais en la India (Nueva Delhi): “Un Templo como Dios manda”

Un templo como Dios manda

Desde que llegamos a Delhi teníamos en mente la visita del llamado templo del Loto.  Aunque las guías de turismo de la India lo recomiendan no era un motivo de curiosidad turística la que nos movía a visitarlo sino la experiencia de la visita a Haifa, en Tierra Santa y la buena impresión que nos causó el lugar donde están enterrados los fundadores de la fe bahai.

El templo está situado bastante lejos de donde residíamos en el centro antiguo de Delhi. Después de subirnos a varios autobuses indios y de recorrer varios kilómetros dentro de la capital india lo vimos majestuoso en la lejanía. Con esta perspectiva es fácil ver la típica silueta que simula la flor de loto, símbolo del equilibrio y de la unión con Dios para hinduistas y budistas.

Para llegar cruzamos los hermosos jardines, limpios, cuidados, llenos de flores e incluso adornados por unas tímidas mariposas. Unos metros antes de la entrada te invitan amablemente a descalzarte. Luego unas jóvenes te piden respetuosamente que esperes a la entrada del templo. Cuando hay un pequeño grupo dirigen unas palabras en inglés y luego en hindi en las que dicen que es un lugar de oración que debemos respetar el silencio y que no están permitidas las fotos ni las filmaciones dentro del templo para no cortar el ambiente de silencio y oración.

Entramos. Tres jovencitas se repartían por el templo recordando de forma discreta y prudente que no se hicieran fotos, ni se rompiese el ambiente de silencio. Después de un rato de oración y silencio, antes de retirarnos del lugar santo, observé lo que hacían los que estaban a nuestro alrededor. Algunos entraban y salían rápidamente. Otros se sentaban cerraban los ojos y oraban durante varios minutos.

Este lugar tiene forma circular que culmina en una pequeña cúpula en forma de loto con nueve puntas, por donde entra una luz brillante.

En la salida una de las chicas nos reparte un pequeño folleto que explica qué es la fe bahai, y el sentido del tempo. Le pregunto cuál es el precio y ella sonriente y sorprendida contesta: “is free”. Lo leo con atención. Entre las propuestas de los Bahai está la de eliminar la pobreza, la de un subidioma universal que haga que nos entendamos todos los pueblos de la tierra, la unidad de todos los seres humanos en igualdad respetando la diversidad…

Recorremos los metros que nos separan de las bulliciosas calles de Delhi, después de recoger nuestros zapatos, entre jardines bien cuidados, llenos de flores, alguna que otra mariposa y cientos de personas. Por cierto, no cobran ni una sola rupia por guardar los zapatos. Y, por si fuera poco, no encontramos ningún “chiringuito” de ventas.

Mientras nos alejamos mi mente trae a la memoria los Santuarios cristianos, las catedrales, los templos hindús visitados recientemente … Me vuelvo al Templo del Loto, que ya queda a un centenar de metros, y digo en voz alta: “Un templo como Dios manda”.

Puede ver imágenes de esta vivencia en el siguiente vídeo:

Gumersindo Meiriño

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen: