Jesús “era” oriental

Jesús “era” oriental

Está de moda en el mundo de las religiones y la espiritualidad discutir sobre los temas orientales, yoga, meditación trascendental, hinduismo, budismo, sufismo…. Algunos los critican, incluso comentan que son “herejías” peligrosas que apartan a la gente de Dios. Otros, por el contrario, a todo lo que venga de oriente, lo abrazan, lo siguen, como si fuera la salida a todos los problemas y conflictos.jesus.es.oriental

Oriente llama la atención. Es un ambiente cultural que no mamé de pequeño, que miré de lejos, ―porque parecía que estaba más allá del horizonte,— a través de los libros, y que, ahora en los últimos años he respirado y compartido. No se puede resumir en un artículo lo  explorado en diálogo con las personas de Oriente, pero sí algún tema llamativo respecto a Jesús. He descubierto uno de los rasgos del que se habla poco: Jesús era oriental. Oriental, por su aspecto, dado el país en que nació, oriental por su educación, oriental por su comportamiento…., por su formación, por su lenguaje, su cultura. Su forma de vivir está enraizada en Oriente. Por eso cuesta entender el porqué algunos de sus seguidores se afanan por criticar, difamar a lo que viene desde esos países., el porqué tienen cierta “alergia” a las culturas y místicas de Oriente.

Si quedaba alguna duda, mis amigos la han desbaratado y  confirman la tesis de que Jesús es oriental.

A algunas personas amigas les hice una especie de encuesta informal. La pregunta a la que tenían que enfrentarse era la siguiente: “¿Qué hizo Jesús?”

Las respuestas fueron diversas. Pero la mayoría resaltó “algo” que es significativo.

―“Predicaba el Amor ―afirmaba mi buen amigo, el contador Carlos― con sus palabras y con sus actos”.

―“Daba todo de El, —comentó un ingeniero informático llamado Alfonso —para hacer el bien, se entregaba al prójimo”.

Cristian un joven empresario escribió: ―“yo creo que enseñaba y lo hacía con hechos, para que la fe tenga más fuerza”.

La mayoría insistía en este aspecto de la vida del Maestro de Nazaret: Jesús enseñaba y actuaba, era coherente, había correspondencia entre lo que decía y lo que hacía cada día.

En otros términos, Jesús ejercitaba el Sadhana. No hay una palabra en occidente, según los expertos, que pueda traducir bien su significado. Sadhana es ser y actuar al mismo tiempo, pensar y practicar unidos. Lo cual quiere decir que, para el oriental místico que practica el sadhana, no existe una buena teoría, un sistema de creencias, una serie de normas o leyes sin más. Sadahana es, un estilo de vida, una forma práctica de vivir. Significa que lo que hay en la mente no sirve de mucho si luego no lo transformas en realidad.

Jesús no repite lindas ideas, no expone hermosos discursos, no relata historias inmejorables, simplemente…, No enseña de “oídas” o de “leídas”. Al contrario pisó el barro de la realidad para luego mostrar cómo se camina en él. Jesús practica la filosofía oriental del Sadhana, porque sabe de lo que habla y habla de lo que sabe por experiencia propia.

Jesús “era” oriental.

Gumersindo Meiriño Fernández

Léalo también en:

http://radiocataratas.com/noticia_23925.htm

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

 

Anuncios

Oración para la Cuaresma

Oración  para  la  Cuaresma

Hoy es Miércoles de Ceniza. Hoy empieza la Cuaresma. Hoy empieza un tiempo favorable para conectarnos con nuestra parte espiritual y despertar. Hoy  aprovechemos esta nueva oportunidad que tenemos de acercarnos a Dios.

¿Cómo?

Durante estos cuarenta días te invito a que recites una de las oraciones más preciosas que se han escrito nunca el Salmo 51-50.

Haz antes con tu lengua la señal de la cruz en el paladar y después dilo con el corazón.

Cada noche antes de dormir anota en tu cuaderno una oración o frase que Dios haya puesto en tu corazón, sugerida durante el rezo de este Salmo.

Al día siguiente, cada vez que tengas alguna dificultad, cada vez que venga algún pensamiento turbio a tu mente, cada vez que…, en cualquier momento, eleva tu mente y repite esa frase, oración que has anotado en tu cuaderno.

Paz y Bien, de parte de Dios Padre-Madre,

Misericordia  y  Compasión

cuaresma.

Salmo 51- 50


3Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
4lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.

5Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
6contra ti, contra ti solo pequé,
cometí la maldad que aborreces.

En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente.
7Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.

8Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
9Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve.

10Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.
11Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.

12Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
13no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.

14Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
15enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.

16Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.
17Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.

18Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
19Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.

20Señor, por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén:
21entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos,
sobre tu altar se inmolarán novillos.

Gumersindo Meiriño Fernández

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen: