Las condiciones del Padre Isorna

isorna.bien.acompanadoLas condiciones del Padre Isorna

Los que siguen habitualmente estas Buenas Noticias conocen al padre Isorna, su buen humor, su delicadeza y su profunda sabiduría. El otro día hemos estado unas horas con él. Como siempre de su boca salen palabras alegres, positivas, alguna pequeña ironía fina, gallega, pero siempre, cualquiera sea el tema, sumamente respetuosas y cariñosas.

Después de este encuentro parece confirmarse la idea de que la humanidad y sabiduría del padre Isorna, que ya pasó de los noventa, no tiene límites, sigue creciendo a la par que sus años. Bromeábamos ese día con la teoría de que tiene que llegar a la edad de uno de los santos al que ambos tenemos una enorme simpatía, Sebastián de Aparicio, ese fraile franciscano gallego que murió en México a los noventa y ocho años del que se conserva todavía hoy el cuerpo incorrupto. Cuando lo escucha, se ríe y luego se pone serio, erguido y dice con tono solemne: — Bueno …, llegaría a esa edad, no me importaría, me alegría, si Dios así lo quiere, pero, ahora mismo, dada las circunstancias … pongo condiciones.

— ¿Condiciones? — le pregunto a Isorna, un tanto sorprendido.

—Sí, responde,― la condición que pongo es la siguiente: pasar los años que me quedan con gente respetuosa y educada al lado. Me hace mucho daño la grosería, la mala educación, los malos modales, las palabras hirientes…, no me siento cómodo. Nunca me sentí bien teniendo al lado a personas de ese tipo. Sí, las toleraba, pero no me hacían bien. Porque la grosería no es humana, ni mucho menos cristiana. La mala educación, la ira, los gritos no son de mi agrado, nunca lo han sido. Le pido a Dios que si me da más años que sea acompañado de gente respetuosa y educada.

No es el momento de comparar los modales y la educación de la gente de ahora, con la de antes, ni empezar a juzgar a los jóvenes y a las personas ancianas si antes eran educados y ahora no, o, al revés. Lo que sí es claro es que la persona grosera, gritona, iracunda, mal hablada, que dice palabras feas y soeces…no puede tener la luz de Dios brillando en su interior. Dice un adagio clásico: “de la abundancia del corazón, habla la boca”. El que por la boca echa fuego amenazador es que su corazón, sus entrañas están ardiendo, de pasión, ira, rencor, amargura… Al que dice palabras suaves, claras, educadas… manifiesta la bondad de su corazón.

El ser humano es un ser social por naturaleza. Vivimos con otras personas. Ahora bien, la convivencia con las otras personas se convierte en un calvario cuando al lado están personas maleducadas, groseras…, y se transforma en un vergel cuando compartes el tiempo con los que son agradables, respetuosos, educados, dicen palabras amables….

La condición que pone el padre Isorna pertenece a la especie humana. La naturaleza humana tiene en su esencia lo divino. Cuando nos tratamos bien estamos en comunión con Dios, cuando somos educados, respetuosos, amables… bailan alrededor, entre nosotros, los ángeles de la luz. Por otra parte, entre personas desagradables, chismosas, amargas, que gritan, con ironías, burlas, palabras duras y maleducadas, sea en un convento o en un bar, sea dentro de una iglesia, mezquita o templo…, bailan espíritus pesados, portadores de oscuridad.

Al ser humano le bastan pocas cosas para para ser feliz. Una de ellas, rodearse de personas agradables, dulces, educadas, alegres…., coincide con las condiciones del padre Isorna.

Gumersindo  Meiriño  Fernández

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: