SALMO 36 – 35 Tus zonas malvadas y la bondad de Dios

Blog Oficial del Dr. Gumersindo Meiriño Fernández

meirino.gumersindo.Es una madre dolorida porque se acaba de enterar de una travesura bastante “gorda” de su hijo adolescente. Se desahoga y me comenta: —“Padre, mi hijo es bueno, muy bueno, lo que pasa es que tiene una compañía muy mala”. A las pocas horas se presenta la madre de otro joven en situación semejante y me dice algo así: —“Padre, mi hijo es bueno, muy bueno, lo que pasa es que tiene una compañía muy mala”.

Cuando hablas o piensas de lo malas que son las personas parece que nos referimos a otros: al vecino, al compañero de trabajo …, “el malo” siempre es el otro.

Pues bien, en nosotros brotan, a veces, sentimientos, emociones, deseos malignos, perversos. Esos son los verdaderos malvados que tenemos que enfrentar.

Analiza tus pensamientos.

Reflexiona sobre tus palabras.

Observa tus actos.

Presta atención a tus emociones y sentimientos.

No pierdas de vista tus omisiones…

Ver la entrada original 264 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: