De rodillas, nunca, ante ningún ser humano

reflejos.gumer.meirinoDe rodillas, nunca, ante ningún ser humano

Llegó a la página web este comentario que no tiene desperdicio alguno: “No te pongas de rodillas delante de ningún ser humano, no le temas a nadie, no te humilles ante nadie. Cualquier ser humano, por mucho poder que tenga, es de carne y hueso como tú”.

Totalmente de acuerdo, Padre. Pero extrapolando este comentario a la vida normal, ¡tenemos que arrodillarnos tantas veces….!

Salvo, eso sí, que nosotros seamos los jefes…, porque, ¿me puedo permitir vivir de la fe en la caja del supermercado? ¿Me paga mi fe las letras de la hipoteca? ¿Es mi fe la que le da de comer a mis hijos, viste a mi familia, paga mis impuestos….?

Una cosa es vivir la fe y otra vivir la vida, y ambas cosas tienen que ser vividas en su justa medida. A Dios lo que es del Cielo, y al César  lo que es de la tierra.

Insistir en imponer / subyugar voluntades independientes, es como enredar sometiendo la densidad del aceite al agua, sólo para complicar las cosas más”.

Si no interpreto mal, lo que mi querida hermana y amiga comenta es que una cosa es la fe, todo muy lindo y hermoso, pero pura teoría y, otra muy distinta, es la realidad, en la que hay que comer día a día, trabajar, “someterse al jefe”…

Esta es una de las ideas que están metidas en el corazón de mucha gente. Rezan, por si acaso, pero no creen que eso que piden se pueda cumplir. Hablan con Dios, por si suena la flauta, porque éste tiene demasiadas ocupaciones para dedicarse a cómo hago mi trabajo, o como alimento a mi familia. Como dice mi amiga, “¡A Dios lo que es del Cielo, y al César  lo que es de la tierra!”.

La fe impregna la vida. Cuando digo impregna la vida, significa que no se puede separar la fe de lo que hace, dice o piensa el ser humano. No hay dualidad: el ser humano o es servil o no lo es; o tiene fe o no la tiene. No se puede decir tengo fe, cuando se trata de rezar y la estaciono en el rincón de los olvidos cuando estoy en el mundo material. La fe se lleva en el corazón, en el alma y no es una chaqueta hermosa y moderna que me quito y pongo según las circunstancias.

La señora que trabaja en un negocio gana el sustento para su familia y con la luz de la fe, trata a los demás como hermanos, con amor, con atención, cariño …, y, al jefe, al que ve como lo que es, un ser humano igual que ella, lo trata de igual forma. Si éste se desubica se le corrige con sencillez, con humildad, con claridad, con respeto, de la misma forma que se haría con un hermano. Si persiste en su autoritarismo, allá él, pero una persona de fe, no se pone, nunca, nunca, aquí en la tierra, de rodillas ante nadie humano.

Gumersindo Meiriño

Puedes escuchar esta reflexión en la voz del autor haz clik en la flecha:

http://www.ivoox.com/no-te-arrodilles-ante-nadie_md_2110941_1.mp3″

Para escuchar el Programa Semanal, De oriente a Occidente, publicado el 2 de junio de 2013 haz clik en esta flecha:

http://www.ivoox.com/programa-semanal-de-oriente-a-occidente-2-vi-2013_md_2093467_1.mp3″

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: