SALMO 36 – 35 Tus zonas malvadas y la bondad de Dios

Blog Oficial del Dr. Gumersindo Meiriño Fernández

meirino.gumersindo.Es una madre dolorida porque se acaba de enterar de una travesura bastante “gorda” de su hijo adolescente. Se desahoga y me comenta: —“Padre, mi hijo es bueno, muy bueno, lo que pasa es que tiene una compañía muy mala”. A las pocas horas se presenta la madre de otro joven en situación semejante y me dice algo así: —“Padre, mi hijo es bueno, muy bueno, lo que pasa es que tiene una compañía muy mala”.

Cuando hablas o piensas de lo malas que son las personas parece que nos referimos a otros: al vecino, al compañero de trabajo …, “el malo” siempre es el otro.

Pues bien, en nosotros brotan, a veces, sentimientos, emociones, deseos malignos, perversos. Esos son los verdaderos malvados que tenemos que enfrentar.

Analiza tus pensamientos.

Reflexiona sobre tus palabras.

Observa tus actos.

Presta atención a tus emociones y sentimientos.

No pierdas de vista tus omisiones…

Ver la entrada original 264 palabras más

Anuncios

SALMO 139, I (138, I). Tú me sondeas y conoces

Blog Oficial del Dr. Gumersindo Meiriño Fernández

mariposa.rioEs una mujer de mediana edad. Habla con desenfado y seguridad. Comenta:

— “Con él me siento muy segura, porque me conoce, sabe de mis gustos, de mis cualidades, de mis pequeños defectos…, si mi marido está al lado siento tranquilidad, no necesito disimular, actúo tal como soy, de forma auténtica…”

Y la señora tiene razón. Sentirse al lado de alguien que te conoce da seguridad, espontaneidad, autenticidad, sinceridad….

Dios te conoce hasta lo más interno, hasta lo más íntimo, Dios navega por tus pensamientos y deseos más íntimos…, ¿no te da eso seguridad?

Ante Dios no podemos simular, no podemos teorizar, disculpar, victimizar…, somos lo que somos y estamos como estamos, tal cual, como dice el refrán, “sin trampas, ni cartones”.

Siéntete seguro, acogido, amado…, no te escondas de Dios.

No te avergüences da nada porque Dios te ama, te ve, te sondea…, no te escondas de Dios.

Hasta…

Ver la entrada original 211 palabras más

De rodillas, nunca, ante ningún ser humano

reflejos.gumer.meirinoDe rodillas, nunca, ante ningún ser humano

Llegó a la página web este comentario que no tiene desperdicio alguno: “No te pongas de rodillas delante de ningún ser humano, no le temas a nadie, no te humilles ante nadie. Cualquier ser humano, por mucho poder que tenga, es de carne y hueso como tú”.

Totalmente de acuerdo, Padre. Pero extrapolando este comentario a la vida normal, ¡tenemos que arrodillarnos tantas veces….!

Salvo, eso sí, que nosotros seamos los jefes…, porque, ¿me puedo permitir vivir de la fe en la caja del supermercado? ¿Me paga mi fe las letras de la hipoteca? ¿Es mi fe la que le da de comer a mis hijos, viste a mi familia, paga mis impuestos….?

Una cosa es vivir la fe y otra vivir la vida, y ambas cosas tienen que ser vividas en su justa medida. A Dios lo que es del Cielo, y al César  lo que es de la tierra.

Insistir en imponer / subyugar voluntades independientes, es como enredar sometiendo la densidad del aceite al agua, sólo para complicar las cosas más”.

Si no interpreto mal, lo que mi querida hermana y amiga comenta es que una cosa es la fe, todo muy lindo y hermoso, pero pura teoría y, otra muy distinta, es la realidad, en la que hay que comer día a día, trabajar, “someterse al jefe”…

Esta es una de las ideas que están metidas en el corazón de mucha gente. Rezan, por si acaso, pero no creen que eso que piden se pueda cumplir. Hablan con Dios, por si suena la flauta, porque éste tiene demasiadas ocupaciones para dedicarse a cómo hago mi trabajo, o como alimento a mi familia. Como dice mi amiga, “¡A Dios lo que es del Cielo, y al César  lo que es de la tierra!”.

La fe impregna la vida. Cuando digo impregna la vida, significa que no se puede separar la fe de lo que hace, dice o piensa el ser humano. No hay dualidad: el ser humano o es servil o no lo es; o tiene fe o no la tiene. No se puede decir tengo fe, cuando se trata de rezar y la estaciono en el rincón de los olvidos cuando estoy en el mundo material. La fe se lleva en el corazón, en el alma y no es una chaqueta hermosa y moderna que me quito y pongo según las circunstancias.

La señora que trabaja en un negocio gana el sustento para su familia y con la luz de la fe, trata a los demás como hermanos, con amor, con atención, cariño …, y, al jefe, al que ve como lo que es, un ser humano igual que ella, lo trata de igual forma. Si éste se desubica se le corrige con sencillez, con humildad, con claridad, con respeto, de la misma forma que se haría con un hermano. Si persiste en su autoritarismo, allá él, pero una persona de fe, no se pone, nunca, nunca, aquí en la tierra, de rodillas ante nadie humano.

Gumersindo Meiriño

Puedes escuchar esta reflexión en la voz del autor haz clik en la flecha:

http://www.ivoox.com/no-te-arrodilles-ante-nadie_md_2110941_1.mp3″

Para escuchar el Programa Semanal, De oriente a Occidente, publicado el 2 de junio de 2013 haz clik en esta flecha:

http://www.ivoox.com/programa-semanal-de-oriente-a-occidente-2-vi-2013_md_2093467_1.mp3″

***

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Salmo 50, 1-15 (49, 1-15) De Oriente a Occidente

Blog Oficial del Dr. Gumersindo Meiriño Fernández

sol.descanso.gumer.meirino.Dios convoca a la tierra, a todos los hombres. Convoca a todos, creyentes o no creyentes, rubios o negros, ricos o pobres, sabios o torpes…, los convoca, “de Oriente a Occidente”.

Dios está por encima de todo y de todos, callado, en silencio, discreto, “El convoca al Cielo y a la tierra”.

No se le puede comprar por pertenecer a un grupo o religión; por ser de tal o cual raza.

Recuerdo que siendo un jovencito miraba con mis compañeros una película de cine en el Seminario. La escena mostraba a un hombre que quería entrar en un archivo. En la entrada le dijeron que no podía que necesitaba un permiso especial. El hombre mostró su billetera, con unos cuantos dólares, así por tres veces aumentando en cada una la cantidad de dólares y recibiendo tres negativas, a la cuarta el mazo de billetes era ya bastante grueso. Entonces el…

Ver la entrada original 360 palabras más