El Amigo. En el día del Amigo

El  amigo (En el día del Amigo)

Amigo, es una palabra mágica. El amigo abre las puertas de su corazón. Amigo es un vocablo interminable. “amigos, amigos…., se escucha con frecuencia, tengo pocos, pero buenos” Uno se sorprende con qué cantidad de fiestas se celebra el día del amigo, pero uno se extraña de lo poco que se habla de lo que es la amistad.

Con el paso del tiempo cada vez me convence más aquella frase famosa de un sabio antiguo: ”La reforma más necesaria de la sociedad es la reforma del lenguaje” Por eso parece que algunos términos absolutamente mágicos se están vulgarizando y, a hasta cierto punto, adulterando: el amor se termina cuando conviene, la amistad se empaqueta y se confunde con un regalito o se mide por los favores recibidos…. Cuántas veces se escuchan comentarios de este tipo: “Yo pensé que era mi amigo, pero ahora… que le necesité y que estoy abajo ha desaparecido, se ha borrado”; “cuando tenía plata tenía amigos…, ahora me encuentro solo”. Por eso, los amigos, los amigos de verdad, son pocos. Hay un dicho popular: “Los amigos verdaderos se pueden contar con los dedos de la mano y aún sobran dedos”.

La amistad verdadera es algo realmente profundo, se gesta con el tiempo, se realiza con proyectos comunes y se fragua en el calor de los combates, en los momentos duros de la vida. El amigo te acompaña, lo llevas en el corazón y aparece misteriosamente en los momentos difíciles. El amigo te quiere por lo que eres y no por lo que tienes. El amigo te reta, te corrige te zarandea porque quiere que te vaya bien, porque se preocupa por ti, porque reza por ti, porque llora contigo, ríe contigo…..

En estos días se han intercambiado palabras lindas de amistad, de cariño. La amistad se conquista con obras, con hechos, con detalles, con gestos….Las palabras son lindas cuando se llenan de contenido.

La amistad no es hacerse cómplice de las “macanas” del amigo y compartirlas y taparlas. ¡Cuántos creen que son amigos porque comparten o son cómplices de historias turbias!. El amigo no dice siempre sí a lo que le pides. Sabe decir no, sabe discrepar sin que por ello se dañe la amistad, más al contrario cuando te corrige, se enraíza la verdadera amistad.

Los jóvenes cristianos llevaban inscritas en las remeras el rostro de Jesús con una frase: “Amigo que nunca falla”. ¡Cuántas veces pensé que era frívola aquella frase. Ahora sin embargo creo que se parece mucho a una de las frases más maravillosas que se hayan escrito jamás y que es la trascripción concreta de una de las frases más ardientes que se han escrito en la historia: “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos”.

N.B. Ah!, me olvidaba, amigo-a, es aquel que te escucha. Querido lector-a que me prestas un poquito de tu tiempo cada semana, ya eres, un poquito mi amigo-a. Gracias.

Del libro Buenas Noticias del Padre Gumer, pp. 91-92

Gumersindo Meiriño
.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

2 comentarios

  1. Hola soy sacerdote casado y pertenezco a la Iglesia Catolica Apostolica Nacional fundada por San Carlos Duarte Costa, lo más lindo de ser sacerdote es poder casarse y dar el ejemplo de buena familia, un saludo cordial y siga para adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: