¡Hombres y mujeres del Camino!

Las mujeres del Camino

Recién me comentan que ha aparecido en la red el grupo de Las mujeres del Camino. Varias amigas, como se dice popularmente, “se han echado al Camino” y se han propuesto recorrer veredas nuevas. El nombre elegido tiene muchas connotaciones profundas y encierra un significado interesante.

¡Hombres y mujeres del camino!, así se les llamaba a los primeros seguidores de Cristo. Saulo aquel joven judío de carácter enérgico, valiente y decidido se había puesto en la ruta para eliminar a los miembros de esa “nueva secta” que había renacido del tronco de su religión y que anunciaba a un crucificado que, además decían que había resucitado y estaba vivo. Como tal herejía no se podía permitir en el seno judío se había propuesto, con un grupo de seguidores radicales, eliminar para siempre a estos “malvados” que “seguían el camino”.

Nuestro querido Taché escribió un libro y dirigió un programa de radio que se titula Seguimos tus  huellas donde defiende que el ser humano o camina o no es nada o sigue las huellas de Cristo o no es cristiano, si se paraliza y se niega a caminar instalándose en doctrinas o ritos del pasado no puede llamarse con tal nombre, porque cristiano es el que camina, el que sigue las huellas del Maestro sin quedarse paralizado mirando el pasado ni las ensoñaciones de un futuro.

Un famoso escritor del siglo cuarto, ya ha llovido, aconsejaba comportarse como los caminantes  y proponía, Cantemos pues, ya desde ahora, hermanos, no para saborear ya el reposo, sino para aligerar nuestras penas. Cantemos como lo hacen los viajeros. Canta, pero no dejes de caminar; canta para animarte en medio de las fatigas… ¡Canta y camina! ¿Qué quiere decir, camina? Ve adelante, haz progresos en el bien obrar…Camina hacia el bien, avanza en la fe y en la pureza de las costumbres. ¡Canta y camina! ¡No te desvíes, no te eches atrás, no te quedes parado! ¡Volvámonos hacia el Señor!

Y el caminante es un profeta, un provocador, un valiente dispuesto a encontrarse con lo nuevo, a abrir desconocidos horizontes y esto no lo soportan, los vagos, perezosos, gorrones, vividores, amargados, envidiosos, resentidos, envidiosos, los chismosos”, “los víctimas”, los quejosos…., y muchos otros semejantes. Ellos, tumbados en la vereda, pacen del pasto que otros han sembrado, mirando con desprecio a los que caminan. Piensan y conversan entre ellos, “quién se se cree que es, pero a dónde va sin rumbo, si yo le conozco es como nosotros o peor, ….”

Desde las Buenas Noticias, bienvenidas al universo de los caminantes, de los peregrinos, de los emprendedores, de los que “se mojan”, de los que no miran atrás, de los que fluyen, de los que avanzan… Hombre y mujer del Camino: “¡Canta y camina! ¡No te desvíes, ni te eches  atrás, no te detengas!”.

Gumersindo Meiriño
.

Gracias por su visita

Para ir a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: