No llegues tarde

No llegues tarde

Raúl Alfonsín
Raúl Alfonsín

Unos paisanos me invitaron a almorzar al Bar Lalín, cercano al Congreso de los Diputados, regentado por oriundos de ese pueblo gallego. Allí había una foto de Alfonsín comiendo, allí me enteré que el ex−presidente argentino, era de ascendencia gallega, no de España, sino de Galicia, como yo. Y que tenía la costumbre de degustar en ese lugar las comidas de la tierra de sus ascendientes.
Desde entonces, invariablemente, como no tengo mucha idea de política Argentina ,si tenía que intervenir decía: “¿Saben cuál fue el mejor presidente argentino?” Se me quedaban mirando: “Pues …Raúl Alfonsín….”, y entonces me acosaban diciendo todos los desastres que pasaron en esa ápoca. Yo concluía de todas formas: “Bueno, a pesar de todo, fue el mejor porque su ascendencia es gallega” y sonreía. Creo que ni una sola vez, excluyendo a los miembros de su partido, me hablaron alguna cualidad positiva de Alfonsín.
Bueno, pues, veo de pasada los diarios de la Argentina lo que dicen y todos son elogios y maravillas del ex−presidente argentino.
Pero claro, tuvimos que esperar a que muriese para darnos cuenta de todo lo grande que fue. ¿Será necesario morirse para que hablen bien de nosotros? Y …, ¿no será mejor que nos digamos los piropos en vida, que miremos lo positivo de los demás, antes de que llegue la muerte?
No esperes al funeral de las personas cercanas para decirle cosas agradables, porque será demasiado tarde, como los piropos a Alfonsín y… la sopa con cuchara.

Gumersindo Meiriño

www.deorienteaoccidente.com